Acciones De Un Poeta I

“Cuando te creo y no te veo, siento la culpa de imaginar”… Así clamaba la inocencia de un poeta al caminar, del que sus pasos contaban. No le quedaba otra cosa que contar el número de situaciones que él ha de pasar… Y su pregunta: Porque me escribes y que quieres ganar?  Yo lo que quiero es guiarte a un mundo con nunca y jamás…

Ansioso por la decisión que tomó su imaginación, la locura subió a su cabeza y su vida corrompió, a una absurda y bella tradición de entretener con emoción a esos destellos rubios que le causaba conmoción…

Y de repente surgió una situación y sus dedos cobardes en su cabeza pos
ó… Pensó, miró y saltó! No le quedaba otra que hacer y su piel rasgó… La aruñó, la quebró y la repasó,  contando todos los pecados cometidos para saber si algún día podría recibir el  perdón… 
Se aisló, rompió y cantó, todas las canciones que les quedaban… Pero inusualmente en una se paró…  La recitó, la vivió y en un pequeño asalto a mano armada se cayó… Pero donde?... En el seno materno y en la felicidad de un viejo amor…

No creas que así sus pecados perdonaron… Ha vivido toda una vida escribiendo para una razón… Razón que resuelve su armoniosa vida, ya que solo necesitaba esa manutención.

Y paso a paso su vida mejoró, cobrando los sentidos de aquella hermosa voz… Juntando las emociones que una vez sintió, recordándolas por momentos cuando el silencio contestó… “Sh!  Calla y remueve mis sentidos, que las cosas que tu escribes ya no cobran más motivos… Vete y vuela, no vivas más conmigo, a ver si superas mi relación contigo…"

Oh poeta! Que poesía! Hasta el silencio reclama días, para compartir ella sola con su propia armonía… No sufras poeta eso pasa en unos días…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Párrafos de Sol

Maravilla

Mantra