Un Fármaco... Que Me Ha "Curado"....


Desconocido: Dientes de león en el caudal de su pelo, un manjar de vicios cristalizados... La antología de sus piernas trae consigo un efecto agonizado, que reside en la rosa de su mundo.

No deseo hacer redundancia sobre la estética de tu cuerpo, mas bien, prefiero equivocarme sobre tus acciones. Ella, con su humor báquico me invitaba a ir de copas...

Bajo los efectos de su embriaguez, me recitaba entre el breve espacio de su habla y mi escucha:

Ella:  "Hazme el amor sobre este paso cebra, y si queréis, cuando el tránsito venga con su ruido y su corneta, invítame al orgasmo, que me vendré encima de ellos"...

Desconocido: No negaría tan sublime petición, mas bien, ¿Por qué no te mancho el cuerpo con vuestras virtudes?, colocaría un letrero sobre tu rostro que exprese el impedir del "tráfico"... Media hora más tarde, con la multa de sentir tus senos, me embarcaría por todo el mundo siendo un criminal a rienda suelta... Y de no ser por mucho, caer encarcelado en el sístole y diástole de su ardiente pasión...

Ella:  "Me creería cualquier verso tuyo, de no ser por tu sutil insolencia... Pero esos son los gestos que busco en un hombre, y de no ser así, en un amante que en cada primavera me haría florecer con su rima tan proteica... Y en los otoños, cuando mi hoja cínica y amarillenta caiga sobre la capa de la corteza que llamamos "amor", ¡Búscame!, que andaré pidiendo perdón por mis pecados, ya que no te solicité más calor dentro del verano, en que me dejaste atada en la cama".

Desconocido: Que pena que tus labios sean de mármol, y yo, un esquizofrénico que emite un gemido al verte... No sabéis cuanto... pero cuanto deseo que al menos le devolvieran la realidad a tu entre pierna, pues el coito sería un óleo en canvas surrealista...

 Disculpa, pero tengo patentada la insolencia... Yo podría aceptar, con ciertos honores, el hecho de que no consigo ostentarte en cualquier verano... Me dejas exhausto, ¡Ya no consigo declarar mi aliento!, a veces ruedo por las angustias del sol, y sus soledades... Pero aun así, te sigo procreando la vida, a pesar de que te plazca estar inmóvil, o ¿Qué he de saber yo?, si estás dando vueltas alrededor de mi... Soy ciego para ciertas cosas, especialmente, para pedirte que bajes del cielo, o ¿Por qué no?, para que subas a la tierra en busca del fruto eterno... No pue...

Ella: ¡Para!... ¡Exijo que guardes en tu boca, la fascinación de tus palabras!... ¡No consigo dejar de masturbarme el alma, de solo pensar que ese gesto que sale de tu boca, me penetra como lluvia a la tierra!... ¡Permíteme descansar!... Es horrible que inciertas condiciones humanas nieguen mi placer de cautivarte con la lengua... Me invito a mí misma, a participar en la reencarnación de otro espectro de vuestro mundo.... Y de ser así...

Desconocido: ¡No te escucho!...

Ella: " ¡¿Que os pasa?!"

Desconocido: ¡No te siento!

Ella: "¡Me despido, con la tristeza de no poseerte!"

Desconocido: Se marchó... Otro carisma que se esfuma por el aire... Un talento que yacía en humos de esperanza... Y se esfumó...

Un fármaco... Que me ha "curado"....

Comentarios

  1. Me encanto este! es exquisito :3. Se siente la pasión Desconocido ! :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Párrafos de Sol

Maravilla

Mantra