Blanco y Negro

     La flema de un color me ha enfermado, con un estornudo me ha espantado e infectado, mientras vivía de forma mórbida aquel azul de metileno. Aquel compuesto esterilizante del firmamento, que me obligó a ser prisma de su espectro… que me obligó a ser prisma de su aspecto.
     
     Irradiaba luz blanca el pasado de aquel entonces y, el presente, con sus complejos piramidales absortos de volumen, decidieron difundir la profecía del color. Una profecía dinámica que había emitido el juicio de las esperanzas, de las pasiones y de las libertades.      
     
     No obstante, una fantasía motivacional que emitió suciedades, guerras y pasajes libertinos.

     Yo, soy dueño del carmín y del amaranto, mas hijo de sus almas. Sin embargo, soy nieto de las ausencias y yerno de las ideas, tío de aquellas creencias refractadas. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Párrafos de Sol

Maravilla

Mantra