Mi Familia

     Mi familia, no es aquel filo genético entre óvulo y esperma, es aquel nicho criollo y globalista que larva y enerva creencias, que embarga y reserva a sus críos, sobre las epistemes que germinan a la orilla de los ríos. Afluentes románticos y parnasos que derivan de la antonimia del verso, oriundos de la estrofa vanguardista que subliman en prosas.
   
     Mi familia, es la sinonimia del abandono, la tríada de un cuarteto que yacía en duos, mas fue, en solos. Una alegoría orquestada por principios individualistas, por un contraste socialista, que había sido referido por las declaraciones dualistas de los polos. Dicho participio de aquel dicho, que hubo de quebrantar el bolo alimenticio de los afectos, que soslayó el marco atípico del amor. Tomando en cuenta que, para los creen (creencia) que son atraídos por oposición de esencias, y para los que conocen (epistemes) que son  "materiados" (referido a la escasa afinidad anímica de ciertos objetos), propio de un esquema naturalista, acompañado de la dinámica particularista del ser.
    
     Mi familia, es la huella que evidenció la suela, el rastro olvidado que desea ser hostigado, mas no se percibe el perseguir en potencia. Una circunstancia que acciona sobre el suelo, y levanta el polvo que exaspera el alvéolo, de aquel parentesco intelectual, que no intelecta (el accionar del raciocinio) con el vestigio cerebral, sino que acciona con el talento de un aflorar instintivo.
     
     Mi familia, son ustedes, y el paralelo de los ellos, que dosificados de ignorancia se relacionan con aquellos, los del parto que mostraron satisfacción a los resuellos… que mostré, mientras me afiliaba con los camellos (Aquella generalización animal que rima).

Comentarios

Entradas populares de este blog

Párrafos de Sol

Maravilla

Mantra