Muchachita de Porcelana

    Muchachita de porcelana, con vuestro trino mal tallado de la ciencia, quisiera decirte, recordarte, que se te acusa por vuestra inocencia. Que conste, no se te acusa de vestir bella, provocativa y elegante. Se te culpa de reprimir las intenciones y ser dueña de vuestra paciencia.
     Si en vuestra nuez de cinco estrellas se hospeda la high class de los manners sociales, te exijo, que le des cabida a los vagos modales. Te recuerdo, que mi educación es la que me hace subir los codos a la mesa, asimismo como vuestra comprensión debe darle oportunidad a esas “malas” formas de comportarse.
    Lo sé, es difícil adentrarse, por algo vuestro cuerpo siempre debe permanecer en una esquina, para dejarse caer sin temor a la rutina de quedarse parada y ver a otro mientras alucina.

    Cuando al trino mal tallado de vuestra ciencia se le acabe la resiliencia y, se convierta en la barita del “mal” sin caer en malas experiencias, ven y búscame, para joder un rato la presencia, para hablar de lo bueno y lo malo con una terrible elocuencia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Párrafos de Sol

Maravilla

Mantra