Dieta Mediterránea

     ...Ya sabía lo del carillo, la paella, el gazpacho y las migas. No eran suficientes "dietas mediterráneas". Reconocí que en dichas "dietas" caían hebras rubias, morenas, pelirrojas, y otras del desconocimiento. Era parte de su sabor, tal vez indistinto, posiblemente el toque.
     Recordé... "el mismo plato se sirve de diferentes maneras". Todo depende si se deja servirse.
     Puede ser curveado, ovalado, hondo, llano, y quizás sin platos, directamente del sartén, la olla... Al fin y al cabo, de su recipiente o contenedor previo a la formalidad.
     ¿Quién lo sirve? ¿El azar, las manos escondidas, las intenciones, el negocio? Mejor aún ¿Cómo lo hace? ¿Pasional, superficial, procesados o su antónimo, con querellas, con presiones o impresiones? Nadie lo sabe, hasta que se comparten.
     He ahí la clave de la "dieta mediterránea", compartirse... Probablemente los nuevos sabores, dañen o superen los matices...
     
   

Comentarios

Entradas populares de este blog

Párrafos de Sol

Maravilla

Mantra